miércoles, 21 de febrero de 2007

Lamborghini Miura

Una palabra basta para erizar el cabello de todo aficionado al motor: Lamborghini. Y es que el fabricante italiano nunca ha hecho un sólo coche que no se convirtiera en leyenda nada más ver la luz, salpicando de luminosos destellos la corta historia del automóvil. El Miura es uno de los más bellos.

La historia de Lamborghini se inicia tras la segunda guerra mundial, Ferruccio Lamborghini inició su carrera comprando vehículos al ejército y convirtiéndolos en maquinaria industrial. El negocio de los tractores le convirtió en multimillonario en los años 60, durante los que se interesó por la compra de automóviles deportivos (sobretodo Ferrari).

Pero los Ferrari no le gustaban por los continuos problemas mecánicos y un día, seguramente después de la enésima reparación de un "cavallino rampante" se puso en contacto con Enzo Ferrari para quejarse de sus coches, a lo que el dueño de Ferrari contestó con desprecio recordando el tipo de vehículo que Lamborghini construía.

Ni corto ni perezoso desmontó uno de sus Ferrari y, tras comprobar que buena parte de las piezas con que se montaba también las usaba en sus tractores, decidió dedicarse al mundo de los coches deportivos, mucho más lucrativo que el de los tractores.

Así en 1963 nació la Automobili Lamborghini S.p.A. La marca que todavía hoy utiliza nombres de toros bravos para sus supercoches gracias a la afición de su fundador por la tauromaquia.



El Lamborghini Miura

El Lamborghini Miura, fabricado entre los años 1966 y 1973, no fue el primer Lamborghini, pero quizá sea el primero que realmente lanzó a la fama a la marca del toro bravo. El nombre del coche: un homenaje a la ganadería de toros bravos Miura.


El Miura estandariza la adopción del motor central y tracción trasera (anteriormente sólo usada en competición y en un modelo de calle: el De Tomaso Vallelunga). A partir de este momento todos los superdeportivos adoptarán esta distribución.

Basado en el Fort GT40, el Miura fue presentado en la feria de Turín en 1965 (aunque sólo se tenía su carrocería). El modelo definitivo, cuyo diseño corrió a cargo de Marcello Gandini (de Bertone), salió al mercado en 1966. Este modelo, denominado P400, montaba transversalmente un V12 a 60º DOHC de 3,9 litros y nada menos que 350 cv de potencia.
Posteriormente (en 1968) se introduciría el P400S, con 20 cv más de potencia. El último modelo, a la sazón el más popular, sería el P400SV, cuyas modificaciones en la motorización hacían ganar otros 15 cv, es decir, 385 cv. Además este modelo carecía de un importante problema de los anteriores que tenían la caja de cambios junto con el motor, compartiendo el mismo aceite, lo que provocaba frecuentes cambios de aceite y la imposibilidad de usar aceites de viscosidades acordes con el diferente uso.

El "torico" alcanzaba los 288 km/h con una aceleración de 0 a 100 km/h en tan sólo 5'5 segundos. Una belleza para quien se la pueda pagar, par los demás nos quedan solo las fotos.


Dedicado a
Xavi Bastos, con la esperanza de que algún día nos suban el sueldo lo justo para podernos comprar uno de estos :-D


Más información
Lamborghini en wikipedia
Lamborghini Miura en wikipedia
Top Gear: Lamborghini Miura en google (MUY RECOMENDABLE)
www.web-cars.com

1 comentario:

Núria dijo...

¡Y para que yo me patee lo que te cueste en viajes!